Skip to content

Tipos de Violencia

“la violencia, no siendo una enfermedad, guarda relación con el deterioro de la salud, más allá de las lesiones que provoca”

Florinda Riquer, Irma Saucedo y Patricia Bedolla (1996)

La siguiente informacion es obtenida de INEGI (2006). Panorama de violencia contra las mujeres Panorama  de  violencia  contra  las  mujeres  en  los  Estados Unidos Mexicanos. (ENDIREH 2006). Por tener un contecto social mexicano se opto por utilizar las definiciones hechas por INEGI con la cual realizo las encuestas. Tambien por parte de los autores de esta pagina, se agregaron otras definiciones por encontrarlas durante el campo de trabajo.

Se realizo este cuadro de los tipos de violencia como modo de resumen.

TIPO DE VIOLENCIA

Agrupación que se hace de acuerdo con las características de la violencia. En el ámbito privado la violencia se tipificó en: física, emocional, económica y sexual; en el ámbito público se dividió en abuso sexual e intimidación, para los casos de violencia comunitaria y en discriminación y acoso, para la violencia laboral.

VIOLENCIA DE GÉNERO

El artículo 1 de la “Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer” de las Naciones Unidas (1979), considera que la violencia contra las mujeres es:

“Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se produce en la vida pública o privada”.

ÁMBITO PRIVADO

Dos tipos de violencia se centran en dominar a la mujer mediante el sometimiento de su cuerpo: la física y la sexual.

VIOLENCIA FÍSICA

Agresiones dirigidas al cuerpo de la mujer de parte del agresor; lo que se traduce en un daño o en un intento de daño, permanente o temporal. Las agresiones físicas comprenden: empujones, jalones, golpes, agresión con armas y algunas otras. Las situaciones que se consideran, son:

La ha empujado o le ha jalado el pelo.

  • La ha amarrado; la ha pateado.
  • Le ha aventado algún objeto.
  • La ha golpeado con las manos o con algún objeto.
  • La ha tratado de ahorcar o asfixiar.
  • La ha agredido con cuchillo o navaja.
  • Y le ha disparado con un arma.

La más visible es la física ante la evidencia del daño leve o grave. Cabe destacar que este tipo de violencia siempre vulnera la integridad emocional de la víctima.

En algunas ocasiones también resultan afectados niños y niñas, por estar cerca de la madre que fue objeto de golpes y maltrato.

VIOLENCIA PSICOLÓGICA O EMOCIONAL

Son las formas de agresión que, aunque no inciden directamente en el cuerpo de la mujer,  afectan su estado emocional o psicológico. Se consideran violencia emocional hacia la mujer: los insultos, amenazas, intimidaciones, humillaciones, indiferencia, omisiones, menosprecio, burlas, aislamiento, entre otras.

Las situaciones de violencia emocional de pareja que se consideran son:

  • La ha avergonzado, menospreciado o humillado, le ha dicho que es fea o la ha comparado con otras mujeres.
  • La ha ignorado, no la ha tomado en cuenta o no le ha brindado cariño.
  • Le ha dicho que usted lo engaña.
  • Le ha hecho sentir miedo.
  • La ha amenazado con irse, dañarla, quitarle a los hijos o correrla;.
  • La ha encerrado, le ha prohibido salir o que la visiten.
  • Ha hecho que los hijos o parientes se pongan contra usted.
  • La ha vigilado o espiado.
  • La ha amenazado con algún arma.
  • Ha amenazado con matarla, matarse él o matar a los niños.
  • Ha destruido, tirado o escondido cosas de usted o del hogar.
  • Le ha dejado de hablar.
  • Se ha enojado mucho porque no está listo el quehacer, porque la comida no está como él quiere o cree que usted no cumplió con sus obligaciones.

Consecuencias:

  • Esta experiencia destruye su amor propio y las pone en mayor riesgo de diversos problemas de salud mental (Population Reports, 1999; Burín, 1991; Heise, 1994).
  • El “bombardeo” de críticas y de humillaciones por parte del agresor produce en la mujer una extrema desvalorización de sus capacidades (Cáceres y Baloian, 1993).
  • Depresión, la ansiedad y las fobias (Cáceres y Baloian, 1993; Heise, 1994; Corsi, 1992; Riquer, Saucedo y Bedolla, 1996; Cascardi y cols., 1995).
  • El suicidio producto de la depresión subsiguiente a la situación mantenida de maltrato y a la impotencia o terror ante la misma (Stark y Flitcraft, 1991, cit. por Valdez, 1998; Montaño y cols., 1995).
  • Trastorno de estrés postraumático (Koos, 1990, cit. por Valdez, 1998; Lammoglia, 1995; Vitanza, Vogel y Marshall, 1995).
  • Uso indiscriminado de alcohol y de drogas (Corsi, 1992; Miller, 1990, y Amaro y cols., 1990, cits. por Valdez, 1998).
  • El hábito de fumar (Kilpatrick, D., y cols., 1995, cit. en Population Reports, 1999).
  • Muchos psiquiatras han llegado a diagnosticar cuadros psicóticos en sujetos que en realidad sufrían las consecuencias de un maltrato psicológico crónico (Corsi, 1994).

Constituye una forma sutil de agresión no visible a primera vista. Deja huellas importantes en la psique femenina.

La violencia emocional, además de estar presente en las otras categorías, es la única que puede presentarse de manera aislada, de ahí la importancia de su especificidad.

VIOLENCIA SEXUAL

Es toda forma de dominación o coerción, ejercida sobre la mujer con el fin de tener relaciones sexuales con ella, sin su consentimiento. Estas formas de dominación van desde exigir u obligar hasta el uso de la fuerza para lograr el sometimiento. Las situaciones que se consideran en la violencia sexual de pareja son:

  • Le ha exigido tener relaciones sexuales aunque usted no quiera.
  • Cuando tienen relaciones sexuales la ha obligado a hacer cosas que a usted no le gustan.
  • Y ha usado su fuerza física para obligarla a tener relaciones sexuales.

Consecuencias:

  • Embarazos involuntarios, infecciones de transmisión sexual y resultados adversos del embarazo (Population Reports, 1999; Gutiérrez, [s. f.]; Heise, 1994; Melissa y cols., 1998).
  • Su forma más extrema lleva incluso al fallecimiento, alcanzando en ocasiones hasta un 70% como causa principal del deceso femenino a nivel mundial (Bailey y cols., 1997).
  • Trastornos crónicos como los síndromes del intestino irritable y el de dolor crónico, problemas gastrointestinales, en las vías urinarias y enfermedades somáticas, entre otros (Walker y cols., 1997; Corsi, 1992; Riquer, Saucedo y Bedolla, 1996; Population Reports, 1999).

VIOLENCIA ECONÓMICA

Es el chantaje que el hombre puede ejercer sobre la mujer, al tener el control de los recursos monetarios que ingresan al hogar, o bien, al cuestionar la forma en que dicho ingreso se gasta. Las situaciones que se consideran son:

Le ha reclamado cómo gasta el dinero;

  • Aunque tenga dinero ha sido codo o tacaño con los gastos de la casa;
  • No ha cumplido con dar el gasto o ha amenazado con no darlo;
  • Se ha gastado el dinero que se necesita para la casa;
  • Se ha adueñado o le ha quitado dinero o bienes (cosas, terrenos, etc.);
  • Le ha prohibido trabajar o estudiar.
  • Y todo tipo de actos fraudulentos de los bienes familiares.

Este tipo de violencia tiene dos variantes:

La que se ejerce desde el ámbito público y que está relacionada con la discriminación social de las mujeres al trabajo remunerado y/o menores oportunidades de empleo, promoción y salarios dignos, que hacen posicionarla en una clara desventaja social, con repercusiones importantes para toda su vida.

La que se ejerce desde el ámbito privado limitando el acceso de la mujer, no sólo al dinero que se utiliza para cubrir los gastos cotidianos, sino también a los bienes materiales que constituyen el patrimonio familiar, tales como terrenos, casas y valores en general.

VIOLENCIA PATRIMONIAL

Es todo acto de coerción, retención, despojo o sustracción de algún documento personal, bien, valor o propiedad, ejercido por algún familiar u otras personas conocidas o desconocidas, en contra de la mujer, es decir, si le han robado o la han forzado u obligado para poner sus bienes o alguna propiedad a nombre de un tercero.

En la violencia económica y patrimonial se acentúan más ante la dependencia económica de las mujeres; aún existe una notoria dependencia hacia el hombre, quien se muestra socialmente como proveedor material de los recursos, lo que le da derecho a distribuir y apropiarse de los bienes materiales.

ÁMBITO PUBLICO

VIOLENCIA EN EL ÁMBITO FAMILIAR

La violencia que se ejerce en el ámbito doméstico consiste en un abuso dentro del núcleo familiar que lleva a cabo quien, por razones económicas, físicas o culturales, tiene una posición de privilegio. Si no se le frena, tiende a repetirse e incrementar su intensidad y frecuencia. Es en este tipo de violencia donde las mujeres aparecen como las más vulnerables.

Las mujeres pueden agredir y ser violentas, pero la mayor parte de la violencia física, sexual y emocional o psicológica es cometida por el hombre contra la mujer. Los datos con los que se cuenta para diversos países señalan que entre 60 y 90% de los agresores de mujeres son hombres.

VIOLENCIA EN LA FAMILIA DE ORIGEN

Son los insultos u ofensas o golpes que la mujer recuerda haber presenciado o haber recibido de las personas con las que vivía cuando era niña.

VIOLENCIA EX PAREJA DESPUÉS DE LA SEPARACIÓN

Mujeres alguna vez unidas que aun después de terminada su relación fueron violentadas por su ex pareja, lo que hace necesario eliminar de este análisis a las viudas, enfocándolo, por lo tanto, hacia las mujeres únicamente separadas y divorciadas.

El control y el maltrato por parte de la ex pareja, no terminan para las mujeres después de concluido el vínculo marital. Entre las mujeres separadas o divorciadas captadas en el país, las que reportan agresiones por parte de su ex pareja después de terminada la relación ascienden a 32.3 por ciento.

VIOLENCIA EN EL ÁMBITO ESCOLAR. Se refiere a las mujeres que asisten o asistieron a la escuela y han vivido situaciones de discriminación, violencia emocional, física y sexual, como hostigamiento, acoso y abuso sexual. Experimentadas en el medio educativo o escolar a lo largo de su vida.

La práctica de la violencia contra las mujeres en el ámbito educativo suele expresarse de distintas formas:

  • Discriminación, acoso verbal y sexual.
  • Intimidando a la víctima o castigándola.
  • Agresiones físicas (caricias no deseadas, relaciones sexuales, condicionamientos, etcétera).

Consecuencias:

Son extremadamente negativas tanto en la autoestima como en el plano social y emocional.

VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO. Ocurre en una relación amorosa en que una de las personas abusa física, emocional o sexualmente para dominar y mantener el control sobre la otra; la violencia disfrazada de amor es casi invisible: los signos del maltrato durante el noviazgo son desconocidos para gran parte de las jóvenes mexicanas, quienes los confunden con muestras de afecto que, en realidad, ocultan conductas controladoras sustentadas en la desigualdad entre los sexos.

El maltrato a la pareja puede ocurrir en cualquier momento, desde la primera salida juntos o hasta transcurridos varios años de relación, pero su diferencia ante otros tipos de violencia es el proceso de socialización y adquisición de roles de género en los adolescentes, mismos que determinan el dominio como comportamiento masculino y la sumisión como femenino, sumados a la idealización del “amor romántico” que todo lo puede superar y todo lo perdona, así como por el carácter informal y efímero de la relación. Las situaciones que se consideran, son:

  • Pellizcos.
  • Celos.
  • Llamadas incesantes.
  • Chantaje emocional.
  • Insultos.
  • Incluso alguna bofetada son tolerados muchas veces por las adolescentes en nombre del amor.

Consecuencias

  • Depresión que te puede llevar e pensar en el suicidio.
  • Aislamiento.
  • Fracaso escolar o deficiente rendimiento laboral.
  • Trastornos en la alimentación.
  • Trastorno en el sueño.
  • Adicción.
  • Embarazos no deseados.
  • Infecciones de transmisión sexual.
  • Agresiones físicas que pueden atentar contra tú salud física y emocional.

Según la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo. Por otro lado muchas de las mujeres que son maltratadas durante el matrimonio vivieron violencia en el noviazgo.

En nuestro país el 76 por ciento de los mexicanos de entre 15 y 24 años con relaciones de pareja, han sufrido agresiones psicológicas, 15% han sido víctima de violencia física y 16 por ciento han vivido al menos una experiencia de ataque sexual. (Datos obtenidos de la encuesta realizada por el Instituto Mexicano de la Juventud).

VIOLENCIA EN EL ÁMBITO LABORAL. Se refiere a las situaciones o actos que una persona o grupo de personas, con o sin jerarquía en el medio laboral, ejercen sobre la mujer en el desarrollo de su trabajo o a consecuencia del mismo, como hostigamiento, discriminación, acoso y abuso sexual, enfrentadas por la mujer en el lugar donde, sin importar si trabajó una parte o todo el periodo.

Los dos tipos de violencia laboral que destaca la encuesta son:

  • El acoso, que se relaciona con las insinuaciones o propuestas para tener relaciones sexuales a cambio de mejores condiciones de trabajo o contactos corporales obscenos.
  • La discriminación, que implica menores oportunidades de trabajo, promociones y prestaciones.

Consecuencias:

  • Limita y causa serios daños al desarrollo profesional y personal de las mujeres.
  • Al igual que vulnera su situación económica.
  • Prácticas discriminatorias como la falta de reconocimiento a su trabajo.
  • Bloqueo de oportunidades para superarse.
  • Manifestaciones de abuso de poder o autoridad.
  • Amenazas, acoso, conductas y actitudes hostiles, provoca daño emocional o físico a sus víctimas.
  • Son afectadas en su autoestima.

Dichas actitudes constituyen formas de agresión que no sólo deterioran el buen clima del lugar de trabajo, sino que son formas disimuladas de reproducir el sistema patriarcal históricamente construido.

ÁMBITO COMUNITARIO

VIOLENCIA EN EL ÁMBITO COMUNITARIO

Situaciones de violencia que las mujeres han padecido a lo largo de su vida, como ofensas, abuso, extorsión u otras agresiones de carácter sexual, en espacios públicos (calles, centros de recreación o diversión) o privados (en su casa o en la de otras personas).

Las agresiones públicas de carácter sexual hacia las mujeres, que pueden abarcar desde insultos y expresiones ofensivas hasta actos de violación, son algunas de las múltiples manifestaciones de violencia contra las mujeres por el sólo hecho de serlo.

Pueden clasificarse en dos tipos de agresión:

La intimidación se refiere a situaciones que provocan que las mujeres sientan miedo de sufrir un ataque o abuso sexual y a expresiones ofensivas que aluden a su cuerpo o insultos de carácter sexual.

Abuso sexual se refiere sobre situaciones de abuso sexual, comprende los casos en que las mujeres fueron obligadas o forzadas a tener relaciones o a realizar actos sexuales por dinero, así como los de mujeres a las que acariciaron o manosearon sin su consentimiento.

VIOLENCIA EN EL ÁMBITO PRIVADO. Se refiere la violencia contra las mujeres en espacios privados ejercida por una persona con la que mantienen una relación familiar o de pareja, generalmente es el esposo o pareja, ex esposo o ex pareja, ya sea que esa violencia se produzca dentro o fuera del hogar, entendiendo este espacio no como un lugar físico donde se manifiesta la violencia, sino al tipo de relación cercana que existe entre el agresor y la víctima.

VIOLENCIA EXTREMA EN EL ÁMBITO PRIVADO. Son los eventos violentos de cualquier tipo que ejerce el esposo o pareja o ex pareja contra la mujer y que tienen alta probabilidad de ocasionar lesiones que ponen en riesgo la vida o dejan secuelas físicas y psicológicas permanentes; tales como aquellas que requieren atención médica.

VIOLENCIA EN EL ÁMBITO PÚBLICO. Es la violencia ejercida contra las mujeres en espacios comunitarios e institucionales, no importando la relación con el agresor.

VIOLENCIA EXTREMA EN EL ÁMBITO PÚBLICO. Son los eventos violentos ocurridos en espacios comunitarios o institucionales, que ejercen hombres hacia las mujeres y que tienen alta probabilidad de ocasionar lesiones que ponen en riesgo la vida o dejan secuelas físicas y psicológicas permanentes; tales como aquellas que requieren atención médica.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: